Accidentes por Monóxido de Carbono

accidentes por monóxido de carbono

¿Qué es el Monóxido de Carbono (CO)?

El monóxido de carbono es una sustancia tóxica que ingresa al cuerpo a través de la respiración. Es altamente peligroso porque no es detectable a través de los sentidos. Carece de olor, sabor y color. Una vez inhalado, se combina con la hemoglobina de la sangre a través de los pulmones, e impide que el oxigeno llegue a los órganos vitales.

¿Cómo se produce?

Todo material combustible rico en carbono (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) necesita oxígeno para quemarse. Cuando la cantidad de oxígeno es insuficiente, la combustión es incompleta y se forma el monóxido de carbono.

Por lo tanto, todos los artefactos usados para quemar algún combustible como las calderas, calentadores de agua o calefones, estufas u hornallas de la cocina, hornos a gas o kerosén, hogares o cocinas a leña, salamandras, braseros y vehículos a motor, pueden producirlo.

Síntomas de intoxicación por inhalación de CO:

Entre los signos y síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono se pueden incluir los siguientes: 

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Desmayos
  • Letargo o confusión
  • Alteraciones visuales

Consejos para prevenir accidentes:

Ventilá los ambientes de tu hogar. Si existen instalados artefactos de gas la ventilación debe ser permanente.

Chequeá que la llama de tus artefactos sea siempre azul.

Verificá que las ventilaciones no se encuentren tapadas ni sucias.

Revisa periódicamente las instalaciones con un gasista matriculado.

Si tú o alguien de tu entorno presenta signos o síntomas de intoxicación por monóxido de carbono:

  • Ventilá el ambiente inmediatamente y si podes buscá salir a un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco.
  • Llamá al 911 o a un servicio de emergencia médica.

Instagram
WhatsApp chat